AYUDA Y CONSEJOS

Instalación de un sistema de cámaras de seguridad. Pasos a seguir

Cómo instalar un sistema de cámaras de seguridad en la casa o el negocio

Con el desarrollo de la industria electrónica durante las últimas décadas, hoy es cada vez más sencillo y económico proteger nuestra casa o nuestro negocio con un sistema de cámaras de seguridad. Las cámaras no solo ayudan a identificar intrusos o situaciones sospechosas, sino que también son un excelente elemento disuasivo. Además, muchas de ellas pueden operar en coordinación con sistemas de alarmas para casas, de modo que, utilizando sus sensores de movimiento incorporados, alertan de cualquier situación inesperada.

Requisitos para poder instalar cámaras de seguridad

Para poder instalar cámaras es necesario considerar que las cámaras necesitan tener acceso a una fuente de energía y conexión con internet. Para lo segundo, hoy en día en el mercado se ofrecen numerosos modelos inalámbricos que, por lo tanto, no requieren un cableado de internet. Sin embargo, el acceso a energía será imprescindible.

Este punto es importante a la hora de determinar la ubicación de las cámaras y, si no se tienen los conocimientos adecuados para trabajar con electricidad de manera segura, siempre es recomendable contratar a un especialista para asegurarse de que el trabajo será realizado por un profesional y el resultado será acorde a lo esperado.

Cámaras para exterior e interior

Las cámaras de seguridad se pueden instalar tanto en el exterior de la vivienda como en su interior. Las cámaras de exterior son, por supuesto, más resistentes a las inclemencias climáticas.

¿En qué consiste el proceso de instalación?

Lo primero es determinar dónde se colocarán las cámaras y evaluar sus puntos de cobertura según sus características técnicas y su alcance. De esta manera, será posible cubrir todo el perímetro de la vivienda en el exterior, por ejemplo, y las zonas clave en su interior.

Como ya mencionamos, esta decisión debe tomarse también en consideración del acceso a una fuente de electricidad cercana a cada cámara o la posibilidad de extender el cableado sin mayor dificultad.

El proceso en sí de fijado de las cámaras es sencillo: solo basta con fijar el soporte al muro, columna o dintel seleccionado y acoplar la cámara.

El paso siguiente es configurar la red para interconectar las cámaras de todo el sistema. La forma de llevar a cabo esta fase de configuración dependerá del modelo de la cámara en cuestión, pero todo estará indicado claramente en el manual técnico del equipo.

Finalmente, se deben instalar las aplicaciones necesarias en los dispositivos que se han seleccionado para monitorear la propiedad a través de la cámara. Hoy en día los sistemas de cámaras de seguridad ofrecen aplicaciones para smartphones, tablets y computadores de escritorio, a través de las cuales se puede monitorear de manera constante el hogar o el negocio. Estas interfaces permitirán visualizar en tiempo real aquello que están registrando las cámaras en ese momento o retroceder en el tiempo para revisar grabaciones anteriores.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que la cantidad de grabaciones almacenadas dependerá de las configuraciones del equipo y de si se contrata o configura algún servicio de almacenaje dedicado. Los sistemas de cámaras de seguridad producen grabaciones de video constante y su almacenamiento para siempre en la nube o en dispositivos físicos excedería pronto las capacidades de memoria disponibles.