Seguridad
Seguridad en el hogar

¿Qué es un sensor magnético y cómo funciona?

sensor magnetico

 

Algunos sistemas de alarmas para casas o para establecimientos incluyen sensores magnéticos. Estos dispositivos están especialmente diseñados para ser instalados en aberturas y son parte fundamental de un sistema de seguridad domiciliario. Veamos cómo funcionan y de qué manera se pueden utilizar para aumentar la seguridad en una vivienda o un establecimiento comercial.

Sensor magnético: qué es

Los sensores magnéticos están compuestos por dos secciones o dispositivos, uno que se instala en el marco de la ventana o puerta y otro, que ha de atornillarse a la parte móvil de la ventana o a la puerta propiamente dicha. Cuando estas dos aberturas están cerradas y la alarma está activada, ambos dispositivos están en contacto y, por tanto, no emiten una señal de alarma.

Pero ¿cómo funciona un sensor magnético? Como su nombre lo indica, los sensores magnéticos funcionan con un sistema de imanes y componentes electrónicos. Estos imanes se encuentran en contacto cuando la puerta o ventana está cerrada, pero, cuando esta se abre de forma inesperada, los componentes electrónicos son capaces de detectar que se ha perdido ese contacto y pueden activar, entonces, una señal de alarma.

Usos y aplicaciones de los sensores magnéticos

Aunque los sensores magnéticos se pueden instalar en cualquier tipo de abertura, su funcionalidad específica cobra más valor en aquellas aberturas que podrían ser forzadas con mayor facilidad. Por ejemplo, es menos probable que una ventana que cuenta con protección pueda ser forzada para ingresar al domicilio, mientras que una puerta o una ventana sin protección son objetivos más fáciles para un sujeto que se presta a cometer un delito de robo o hurto.

Los sensores magnéticos también son particularmente recomendables para viviendas o establecimientos que permanecen absolutamente deshabitados a menudos. Esto se debe a que, si en la locación no hay tráfico habitual de personas, quien busque forzar su entrada podrá disponer de todo el tiempo necesario para operar, independientemente de las protecciones, cerraduras u otros obstáculos con los que se pueda encontrar.

Por ello, se recomienda incluir sensores magnéticos en cualquier sistema de seguridad de, por ejemplo, una segunda vivienda que solo se utiliza esporádicamente, un inmueble que va a permanecer deshabitado mientras se efectúan reparaciones o una bodega que solo se utiliza o visita ocasionalmente.

Contrata ya la alarma ZeroVision

Calcula Online

 

Diferencias entre el sensor magnético y el detector magnético

Aunque en el mundo de las alarmas y los sistemas de seguridad a menudo se diferencia entre las categorías “sensor” y “detector”, en el caso de los sensores magnéticos la distinción se diluye. Esto ocurre porque, habitualmente, los sensores se diferencian de los detectores por su capacidad para discriminar cantidades. Por ejemplo, un detector de humo es capaz de indicar si hay o no presencia de humo en una locación, mientras que un sensor de humo será capaz de determinar cuánta cantidad de humo está presente y si esa cantidad amerita, o no, que dé la señal de alarma de incendio.

Como se puede ver, en el caso de los sensores magnéticos, esta capacidad de graduación no aplica, puesto que siempre que se produzca una abertura no esperada de una puerta o una ventana, se estará ante un evento sospechoso, que amerita activar la señal de alarma.

Seguridad
Seguridad en el hogar